1897 - 2021

123º Aniversario - Trayectoria y excelencia al servicio de la profesión.

En la Ciudad, los perros de 17 razas son considerados "potencialmente peligrosos". No está prohibido tenerlos, pero sus propietarios deben anotarse en un registro y obtener un permiso. Así lo dispone una ley que tiene casi diez años, pero que no había sido reglamentada. Recién ahora, el Gobierno porteño sacó una resolución que establece el procedimiento para anotarse en ese registro.

En mayo pasado se abrió un registro similar en La Plata y se les impuso a los dueños de este tipo de animales un plazo para inscribirse: deben hacerlo antes del 30 de julio.

En la Ciudad aún no hubo comunicación oficial sobre los plazos, pero ya está vigente la resolución de la Agencia de Protección Ambiental que aprueba el “Procedimiento de inscripción en el Registro de Propietarios de Perros Potencialmente Peligrosos”, así como un formulario para hacerlo. La norma fue publicada en el Boletín Oficial porteño del viernes.

¿Cuáles son los perros considerados potencialmente peligrosos, cuyos dueños deberán inscribirse en el registro?

La ley 4078, que regula la tenencia de este tipo de animales, enumera 17 razas: pit bull terrier, staffordshire bull terrier, american staffordshire terrier, dogo argentino, fila brasileño, tosa inu, akita inu, doberman, rottweiller, bullmastiff, dogo de burdeos, bull terrier, gran perro japonés, mastín napolitano, presa canario, ovejero alemán y cane corso. Pero incluye también a cualquier perro que esté adiestrado para el ataque.

Además, se consideran perros potencialmente peligrosos a los nacidos de cruces entre las razas incluidas en la lista o con otras razas que den como resultado animales de más de 20 kilos de peso, perímetro torácico entre 60 y 80 centímetros, cabeza voluminosa y cuello corto, fuerte musculatura, mandíbula grande y boca profunda y resistencia y carácter marcado.

La ley 4078, aprobada por la Legislatura porteña en diciembre de 2011, creó el registro de propietarios de estos animales y reguló su tenencia.

Los perros que pueden representar un peligro deben estar identificados con una chapa colocada en el collar, en la que tienen que constar el nombre del dueño y el número de inscripción en el registro. Y deben ser llevados por la calle con bozal y una correa corta, de un máximo de dos metros no extensible.

Además, los dueños necesitan un seguro de responsabilidad civil que cubra los gastos de los daños o lesiones que puedan causar sus perros.

En propiedades privadas se debe garantizar un cerramiento adecuado para proteger a las personas que desde el exterior se acerquen a ellas.

La ley prohíbe expresamente y considera una falta gravísima abandonar a los perros potencialmente peligrosos. Además, ordena que los propietarios le comuniquen al Registro de inmediato cualquier incidente en el que el perro haya generado daños o perjuicios. También hay que informar la cesión, robo, pérdida o muerte del animal. Y si este cambia de manos, el nuevo propietario deberá renovar su inscripción en el registro.

El incumplimiento de estas disposiciones es multado con entre 500 y 2000 unidades fijas, equivalentes a entre $ 19.500 y $ 78.000, o el doble en caso de reincidencia.

La inscripción en el Registro
La autoridad de aplicación es la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad, que en la resolución publicada el viernes detalla cuál es el procedimiento para inscribirse en el Registro. También le encomienda la administración de este a la Unidad de Coordinación de Sanidad y Tenencia Responsable de Mascotas que funciona bajo su órbita. Esta unidad, además, será la encargada de emitir los permisos de tenencia.

La inscripción en el Registro se tramitará vía web mediante el Sistema Tramitación a Distancia (TAD) del Gobierno de la Ciudad.

Habrá que completar un formulario con la foto del perro; datos del propietario (nombre y apellido, DNI, domicilio y correo electrónico); datos del animal (fecha de nacimiento, raza, color, tipo de pelaje, edad real o aproximada, identificación del microchip y domicilio habitual), y los datos del seguro de responsabilidad civil (compañía de seguros, número de póliza y vigencia).

Cumplidos estos requisitos, el propietario recibirá un Permiso de Tenencia de Perro Potencialmente Peligroso, que tendrá una vigencia de un año. Tres meses después de obtener este permiso,debera realizar un curso de capacitación ofrecido por la Unidad de Coordinación de Sanidad y Tenencia Responsable de Mascotas a través del sistema TAD. El objetivo es que aprenda acerca del correcto cuidado, educación y sociabilización de estos perros.

Haber hecho ese curso será uno de los requerimientos para renovar el permiso de tenencia.

Fuente: Clarin.com

Cursos & Eventos

No event in the calendar
July 2021
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Curiosidades

Los 10 principales avances médicos de la Edad Media

Todavía la percepción que el ciudadano medio tiene sobre la Edad Media es la de que fueron tiempos oscuros, con multitud de calamidades, poblaciones analfabetas y un retroceso sustancial en cuanto a los avances médicos que la Antigüedad había aportado. Todo ello no son más que apriorismos que colocan en un puesto de inferioridad a los tiempos medievales respecto a otros momentos de la Historia. Sin embargo, un análisis detallado nos revela que en el Medievo surgieron muchos de los logros de la Medicina que todavía hoy están vigentes. Aquí están los 10 principales avances médicos de la Edad Media.

1. Hospitales
En el siglo IV de nuestra era el concepto de hospital, es decir, un lugar donde los pacientes podrían ser tratados por los médicos con equipamiento especializado, estaba en su embrión en algunos lugares del Imperio Romano.

Más tarde, en Occidente, los monasterios fueron los centros donde surgieron los primeros hospitales para dar servicio a los viajeros, transeúntes y pobres. Mientras, en Oriente, en el mundo árabe, los hospitales surgieron en el siglo VIII. En ellos había un número importante de médicos que estaban especializados en materias diferenciadas y separadas unas de las otras en distintintas áreas.

2. Farmacias
La primera farmacia se abrió al público en Bagdag, capital de Califato Abásida, en el año 754. Estas oficinas en las que se dispensaban medicinas y remedios medicinales preparadas por un boticario por prescripción de un médico.
En el siglo XII llegaron a Europa y a partir de ahí el farmacéutico se convirtió en uno de los profesionales de referencia dentro de las ciudades.

3. Gafas
No sabemos quién fue el inventor de las gafas, un instrumento óptico que permitía corregir los problemas de visión, pero a finales del siglo XIII ya eran bien conocidas en Italia. Giordano de Pisa pronunció un sermón en 1305 en el que hablaba de la invención de las gafas veinte años atrás. Años después, en 1352, aparece la primera representación de una persona usando gafas; la encontramos en un fresco de Tommaso da Modena en la que aparece el cardenal Hugo de Provenza.

4. Anatomía y disección
Los médicos medievales tenían un profundo conocimiento de la Anatomía humana. En 1315 el médico italiano Mondino de Luzzi realizó una disección pública para sus alumnos y espectadores ocasionales que quisieron asistir a este acontecimiento.

Leer más...

También le puede interesar...

La infección por COVID-19 en los animales

Editorial de la Asociación Argentina de Zoonosis (AAZ) – actualizado al 19 de mayo de 2020.

[ Click para ver PDF ]

SIN VETERINARIOS NO HAY UNA SALUD

Conferencia completa brindada por el M.V. Fidel Baschetto, Capítulo Fauna Silvestre SOMEVE, Profesor Adjunto de Fauna Silvestre UN Villa MaríaJefe de Departamento de la Universidad Libre del Ambiente (Municipalidad de Córdoba). Organizada por: Sociedad de Medicina Veterinaria